Desarrollo de Lenguaje en Niños

Lenguaje
Es la capacidad propia del ser humano para expresar sus pensamientos y sentimientos por medio de la palabra. A través del lenguaje el niño será capaz de relaciones con sus semejantes y exponer sus deseos y necesidades. Los primeros 3 años de vida es cuando el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, es el periodo más intensivo en la adquisición del lenguaje.

Es importante en el desarrollo del lenguaje la experiencia que tiene el niño con las personas, objetos y eventos del mundo que lo rodean, los padres juegan un papel muy importante en el desarrollo del mismo.

Se debe utilizar un lenguaje simple, concreto, hablarle  al niño de una forma clara y sencilla, hacerle preguntas y permitir que responda a preguntas simples, Estimular juegos de imitación, proporcionar experiencias para estimular el habla y el desarrollo del lenguaje, aumentar de forma gradual el vocabulario.

Etapas del Lenguaje
1. Se espera que a los 18 meses:
- Siga ordenes simples
- Hable aproximadamente 20 palabras
- Reconozca fotografías de personas y objetos familiares

2. Se espera que a los 2 años:
- Se interese más por la comunicación verbal
- Utilice frases de 2 a 3 palabras y utilice algunos pronombres personales
- Siga órdenes sencillas, conozca partes del cuerpo y hable 300 palabras en promedio

3. Se espera que a los 3 años:
- Hable 1,200 palabras en promedio
- Responda preguntas, use oraciones con 4 o más palabras
- Tenga buena pronunciación de la mayoría de los fonemas, excepto S y R que los alcanza a los 5 años.

El vocabulario sigue aumentando progresivamente así como la complejidad de las frases hasta llegar a una. Las alteraciones en el lenguaje incluyen problemas en la compresión de órdenes o dificultades en la pronunciación de los diferentes fonemas y conllevan a dificultades en el contexto familiar, escolar y social, siendo fundamental la intervención temprana. Si no se corrigen a tiempo las alteraciones del lenguaje pueden originar problemas de comunicación del niño con su entorno, influir negativamente en el aprendizaje escolar e incluso afectar la autoestima.

Dra. Karla Ortiz
Medicina Física y Rehabilitación

Compartir Artículo: