¿Que es el Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso, producido por el déficit de dopamina, y es de evolución progresiva. Ocurriendo con mayor frecuencia en personas  mayores de 65 años, aumentando su incidencia a mayor edad, también puede presentarse con menor frecuencia a edades más tempranas.

El nombre de esta enfermedad se debe al médico Ingles James Parkinson quien describió en forma más detallada las características clínicas llamándola en su ensayo como ¨paralisis Agitante¨.


¿Como se puede Identificar?

La triada característica de la enfermedad consta de: Lentitud de movimientos, temblor, que tiende a ocurrir cuando la extremidad esta en reposo y rigidez; al conjunto de estas manifestaciones se le llama parkinsonismo, que pueden presentarse en otras enfermedades diferentes a la enfermedad de Parkinson y por efectos secundarios de medicamentos, pudiéndose diferenciar por los síntomas acompañantes.    

En la enfermedad de Parkinson, las manifestaciones mencionadas tienden a presentarse de forma asimétrica afectando más un lado del cuerpo que otro, por ejemplo el temblor puede ser más evidente en una extremidad de un lado del cuerpo. Otra situación que puede ocurrir es que no estén presentes las tres características al mismo tiempo, entonces pueden aparecer en forma progresiva y predominar una sobre otra. Sin embargo, la manifestación más específica es la lentitud de movimientos, de tal forma que no es necesario que se encuentren las tres desde un inicio, por ejemplo pueda que haya lentitud de movimientos y rigidez sin temblor.

 Otro punto importante es que no todos los temblores son por Parkinson, ya que existen otras formas, por lo que es deber del médico neurólogo diferenciar si dicho temblor es por Parkinson o no.



¿Puede haber otras manifestaciones?

Es de mucha importancia mencionar que las personas con enfermedad de Parkinson tienen  otros manifestaciones que no son motoras y que muchas veces se pasan por alto al momento de evaluar al paciente, incluso para el mismo paciente es difícil identificarlas ya que aparecen mucho antes de las manifestaciones motoras.

Mencionaremos las más frecuentes:

Trastornos psiquiátricos como depresión o alucinaciones

Trastornos gastrointestinales como estreñimiento

Trastornos del olfato, este incluso puede aparecer años antes de los sintamos motores

Trastornos de memoria, pueden encontrarse en estadios avanzados del Parkinson

Trastornos de la deglución.

Trastornos autonómicos como trastornos del sueño: actúa en los sueños o habla cuando sueña

Cambios de presión arterial al pararse.

Disfunción eréctil, etc.


Como Diagnosticarlo


En estas circunstancias la principal herramienta es la evaluación clínica, interrogar al paciente y sus familiares, un examen físico y neurológico completo. Entre los principales síntomas está el deambular lento, que incluso camina a pasos cortos sin levantar el pie del piso, o hace varios movimientos al girar, se inclina hacia adelante cuando intenta caminar o se acelera al ir caminando, generalmente el familiar nota disminución o ausencia de los movimientos del brazo al caminar, manteniendo sus manos pegadas al tronco.

Pueden informar también la presencia de temblor que casi siempre inicia en un lado del cuerpo que ha medida progresa la enfermedad puede extenderse a otras extremidades o incluso el mentón.

Además se pueden quejar que su tono de voz es bajo, y que les cuesta ingerir permaneciendo con salivación constante.


¿Es necesario Realizar exámenes complementarios?


Una vez evaluada probablemente el medico indicara exámenes de laboratorio o Imágenes de cerebro que ayudan especialmente a descartar otras causas de Parkinsonismo.

Normalmente en enfermedad de Parkinson los exámenes indicados no dan mayores anormalidades.

Otra forma de hacer un diagnóstico es iniciando un tratamiento de prueba para la enfermedad, ya que afortunadamente, y contrario a otras enfermedades, en Parkinson puede  verse una mejoría importante al iniciar tratamiento farmacológico. De tal manera que una buena respuesta al tratamiento instaurado es una pista diagnostica muy importante.


¿Se Puede Prevenir?


 Si bien la enfermedad de Parkinson está muy relacionada con mutación de genes, el tener un estilo de vida saludable, realizar actividad física rutinaria, evitar traumatismos retenidos de cráneo puede ponernos en menor riesgo de que ocurra la enfermedad.

Tratamiento


Iniciar un tratamiento es importante, ya que sin este la persona se deteriora progresivamente pudiendo llegar al punto de ser totalmente dependiente de otras personas, hasta para tomar un baño o alimentarse.

La medicación se basa principalmente en sustituir en forma farmacológica el déficit de algunos neurotransmisores, especialmente dopamina; pudiendo en ocasiones, a medida que la enfermedad progresa, ser necesario utilizar más de un medicamento para poder mantener un control adecuado de la enfermedad.

En los últimos años han aparecido tratamientos muy prometedores para el control de la enfermedad siendo los más avanzados; como la estimulación cerebral profunda que se utiliza en circunstancias donde el tratamiento con medicación no produce la respuesta adecuada, generalmente en etapa avanzada de la enfermedad. Desafortunadamente este tratamiento no lo tenemos en nuestro país, pero si en países cercanos.

Expectativa de vida de una persona con Parkinson:


En primer lugar, por sí misma la enfermedad de Parkinson no es mortal. La evolución o progresión de la enfermedad depende de muchos factores; tratamiento médico adecuado, actividad física, estado nutricional.

En algunas ocasiones puede predisponer a infecciones especialmente en aquellos que tienen dificultad para deglutir, ya que se aumenta el riesgo de neumonías por aspiración.

En general la expectativa de vida con tratamiento adecuado puede ser similar a una persona sin la enfermedad.






Compartir Artículo: