Noticias HDV: Hiposmía y Disgeusia en COVID-19

En Hospital del Valle realizamos alianza con Astrazeneca, con el objetivo de educar a Médicos Especialistas a través de la charla “Hiposmía y Disgeusia en COVID-19” que se llevó a cabo el 8 de Mayo del presente año por el expositor Dr. Daniel Pazzeti, especialista en Otorrinolaringología. Contando con la asistencia de 205 profesionales de la salud y con la intervención de algunos de ellos, que realizaron preguntas asertivas y comentarios positivos que dieron mayor realce al evento virtual. 

El Dr. Pazzeti explicó sobre síntomas que son relacionados o pueden ser provocados por el COVID-19, ya que este es un virus respiratorio en el cual se podría presentar la hiposmía con la Anosmia/Disgeusia. El Dr. Pazzeti explico que la hiposmía es un trastorno del sentido del olfato que resulta en la reducción parcial de la capacidad de percibir olores. Los pacientes que padecen esta alteración ven reducida su capacidad para oler y percibir fragancias. La hiposmía se diferencia de la anosmia por la conservación de ciertas capacidades para oler, mientras que la reducción del olfato de la hiposmía resulta únicamente parcial. En la anosmia esta se vuelve completa y el sujeto pierde de forma total su capacidad para oler.

El doctor explico que el principal elemento que se debe evaluar para el diagnóstico de hiposmía es la capacidad olfativa del paciente. Nos dio a conocer que las alergias son una de las causas más comunes de pérdida completa o parcial del olor, de hecho el padecimiento de esta patología altera de forma directa las regiones nasales y suelen producir hiposmía en la mayoría de casos. También pueden afectar las estructuras cerebrales que se encargan de transmitir el sentido del olfato. En algunos casos de traumatismo craneoencefálico que han originado pérdida total o parcial del sentido del olfato, pólipos nasales o las infecciones que también pueden originar hiposmía temporal o permanente. De forma habitual, el sentido del olfato se ve reducido únicamente mientras dura la infección y suele recuperarse cuando esta se trata adecuadamente. A diferencia de la disgeusia que es la percepción distorsionada del gusto, se trata de un síntoma por el cual los pacientes que lo padecen sienten cambios en la percepción de la intensidad de los sabores normales, de los alimentos o en la calidad (sabor metálico o amargo y dificultad para captar los sabores dulces). Este trastorno del sentido del gusto puede variar desde su distorsión hasta su pérdida completa. Las causas son variadas y frecuentemente se asocian a otros trastornos neurológicos. El gusto estimula el deseo de comer y por lo tanto, tiene un papel clave en la nutrición. Sus causas pueden ser:

  • Infecciones de las vías respiratorias superiores y del oído medio
  • Radioterapia para cánceres de la cabeza y el cuello
  • Exposición a productos químicos, como los insecticidas y algunos medicamentos, incluidos los antibióticos y los antihistamínicos
  • Lesión de la cabeza
  • Cirugía en el oído, la nariz o la garganta (como cirugía del oído medio) o la extracción del tercer molar (muela cordal)
  • Mala higiene bucal y problemas dentales

El tratamiento dependerá de lo que esté causando el trastorno del gusto o del olfato, y este debe ser tratado por un especialista en Otorrinolaringología.

Compartir Artículo: